Soy un escritor regiomontano con gusto por la historia regional, orgullosamente #SoyNorestense

Niños

niños«Tengo un buen dialogo con los niños. Tengo una buena relación con su mundo porque no trato de imponerles mi estructura de entrada. Y el niño lo comprende perfectamente. Como lo comprenden los gatos y los perros.

Soy muy critico frente a la conducta de los grandes con el niño porque me doy cuenta a cada momento de las tonterías que cometen,  la forma en que violan y mutilan al niño con negativas, con tabúes, con «esto está bien, esto está mal», esa especie de castración continua a que los grandes someten a los niños.

Y soy muy sensible a eso porque, como le decía, yo lo sufrí de niño. Me daba cuenta hasta que punto los grandes eran estúpidos a veces, pero no podía decirlo porque me castigaban, imponían el principio de autoridad.

El resultado es que hoy para mí, un niño es mucho más respetable que un adulto y tengo una muy buena relación con ellos: no les hablo hasta que no me hablan, no los toco hasta que  no me tocan, no juego con ellos hasta que juegan con migo; en una palabra, tenemos una especie de código que consiste en no joderce uno al otro. Y entonces se produce la alianza».

Conversaciones con Cortázar.

Ernesto Gonzalez Bermejo.

cortazar1

Más
artículos